LISTAS DE ESPERA Y “LA LISTA” QUE ESPERA

OPINION TEMAS ACTUALIDAD
Beso Rey reina
Share

No sé quién dijo que los plazos  están para incumplirlos, pero seguramente sería un político, ya  que mientras el resto del personal, normalmente  tenemos un superior al que debemos  rendir cuentas , o algo, (llámese conciencia, amor propio, decencia,   escrúpulos, vergüenza torera…), el político,  tramposo por naturaleza, amaña  y manipula los datos a su antojo, para cumplir los objetivos marcados,  y todo ello con la tranquilidad de tener la absoluta seguridad de que nadie le va a  cuestionar esos resultados, empezado por su máximo jefe. La ciudadanía, que por increíble que parezca damos  por  sentado y tenemos asumido,  que todo cuanto dicen los políticos es falso, y mucho más cuando se trata de ofrecernos el  oro y el moro. Pues cómo dijo Quevedo:  “Nadie ofrece tanto  como el que no va a cumplir”.

Ayer mismo, me ocurrió una cosa que no hizo sino corroborar todo lo anterior: Tengo un amigo que lleva casi cinco meses en lista de espera para una intervención delicada de Neurocirugía. Esta intervención, está incluida  dentro de un listado de preferentes que en su día aprobó el gobierno, en la que se comprometían a unos plazos 90 o 120 días de espera máxima para estos enfermos. Llamamos a SALUD RESPONDE, para informarnos  y tras consultar los datos en un fichero que existe para tal fin, nos aseguran que no les consta que mi amigo esté en lista alguna, a pesar de tener por escrito desde Mayo una carta del Hospital en la se le informa que con esa fecha pasaba a la famosa lista.  Llamada al Hospital;  en la que nos dicen

No pasa nada Aunque no estés en lista de espera, nosotros,  te tenemos aquí en una “lista nuestra”. Tiempo de espera aproximado ¡¡ SEIS A DE OCHO MESES MAS!!

Blanco y en botella: La “B”, triunfa en este apestoso país. Al igual que en toda empresa, institución, partido político, Comunidad de vecinos etc. que se precie existen dos contabilidades, A y B , en Sanidad han adaptado el sistema. Lo realmente preocupante es que mientras los Barcenas y Udangarines de turno manejan dinero, en el caso de mi amigo,  juegan con la salud y la vida  de seres humanos.

Para colmo llego a casa y me encuentro con lo que en un principio creía eran aquellos añorados guiñoles, no era sino una esperpéntica rueda de prensa sobre la salud del Rey. El Jefe de la casa real comparecía  junto a un  nuevo fichaje, un tal Dr. Cabanela de la clínica Mayo de los EEUU y un humillado Dr.  Villamor al que hicieron comparecer para que quedase claro como dijo y repitió en varias ocasiones el Sr.Spottorno, había sido el responsable de las últimas intervenciones al Monarca.

La rueda de prensa fue de traca. Si ya la Monarquía  y el  Juancarlismo están viviendo sus peores momentos desde   que  Franco, lo nombrase a dedo como su sucesor, heredero y continuador del régimen y el rey  en su investidura jurase ser fiel a los principios del movimiento,  (el Rey no ha jurado la Constitución). Pues como decía, siendo el momento  propicio para que el Rey haga un gesto que le ayude a ganarse el favor del conjunto de los españoles. Los asesores del Rey deciden que mientras que mi amigo, tendrá que esperar en el mejor de los casos un año para ser intervenido, el Rey será operado en una clínica  privada, por un médico de fuera, (pues díganme Vds., ¿qué tiene de español un tío que lleva en EUU desde antes de hacer la primera comunión?, pues lo mismo que tiene de español el Astronauta López Alegría, nada.  Para llevar a cabo esta fechoría no tienen otra cosa que justificarla con “Lo hacemos así para no interferir en las listas de espera”, con dos cojones. Menuda panda de jetas.

hablando de gente con poca vergüenza, he leído que  la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein, amiga del Rey, se ha comprado  una casita cerca de La Zarzuela, básicamente dicen que para dar morcilla. Aunque yo creo que es una “Lista que espera” el momento adecuado para ganar una pasta gansa, hablando o  escribiendo sobre su relación con el Rey. Lo cual tiene a la Zarzuela acojonaíta. Yo creo,  que como “largue”,  se basta y se sobra para finiquitar ella solita la Monarquía. Lo cierto y verdad es que el prestigio de España excepto en el Futbol,   está a la altura de los años cuarenta. Pero no está el Rey para que Del  Bosque lo convoque  de delantero centro y mucho menos para sustituir a Casillas. Pues  Como dice la organizadora de “cacerias”, es un anciano enfermo, por eso  fue enternecedor ver a la Reina dándole un cariñoso   beso en la mejilla. Hay quien dice que lo que realmente fue es que la Reina le susurró al  oído “ahora te j*d*s”

¡Qué mala es la gente!

Comments (2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *