Tiempo de Esperanza

                         TIEMPO DE ESPERANZA 

Aquí estoy sentado, derrotado. Malditas multinacionales. Treinta años, treinta, llenos de horas extras, viajes , reuniones de última hora. Tantos años dedicados a la empresa y ahora a mis 52 años, me viene Brihuega con estas:


– Marcos, la verdad es que el puesto debiera ser para ti, pero, …. entiendelo, la Central, quiere para ese puesto……, como diría yo……, una persona con otro perfil……….


– Y menos años, no te jode, le dije. ¿Y la experiencia qué?, ¿Y el tiempo que he robado a mi familia para dárselos a esta empresa?…….. No me vengas con esas Brihuega. No me hables de la CENTRAL, parece como si esto lo decidiera un cerebro electrónico. Y eso no. Lo hacen personas. Personas como tu Brihuega.


– Perdona Marcos, …..yo…………


– Es igual olvídalo. Me largo. Esta tarde no vengo.Y aquí me tenéis , como un bobo, sólo en casa, sin saber que hacer. Merche, en el trabajo. Los niños en clases de piano. Y yo,….. yo como un auténtico imbécil, Sentado en el salón. Hundido. Es curioso, nunca me había fijado en que Merche, habçía colocado en lugar preferente, en el salon, junto a las fotos de la familia, aquel reloj de arena que le traje de uno de mis viajes. Es bonito, pienso. Recuerdo aquel día en Estambul y sobretodo al vendedor: Un Musulman extremadamente amable con el que no me quedó mas remedio que tomar un Té. Normas de cortesía que en Occidente hace siglos desaparecieron. Sonrío, al comparar mentalemente al vendedor con la cajera del Pryca. Lo cojo, le doy la vuelta, lo volteo nuevamente… Nunca se me había ocurrido, pero al ver caer la arena, parece un ser vivo y es como si se desangrara. Casi noto el dolor que debe sentir, grano a grano, perdiendo el oro de su arena. inexorable, sin remedio. Ahora soy yo el que en realidad se desangra. Hasta hoy no había pensado en la muerte, la vejez, y de pronto….Todo de golpe. Ya perdió el reloj todo su oro, vencido, desangrado. Lo volteo y nuevamente tiene su sangre intacta, renace de sus cenizas. Sonrío, puedo volver a luchar con ilusión por mi vida. Todavía me quedan muchas vueltas de reloj para rendime. Sólo que esta vez seré yo quien administre mi tiempo.


TUSITALADECAI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: